dimecres, 29 d’octubre de 2008

Algo más sobre la guerra del Congo

Victor Nzuzi
Durante mis intervenciones en la Semana de Acción Global contra la Deuda no dejé en ningún momento de hablarles sobre la guerra en el Congo y sobre todo de la presencia desde el 4 de octubre de 2008 del general Vicente Díaz en la comandancia de los 17.000 militares de la ONU (misión de las Naciones Unidas en el Congo, MONUC). Ayer, el general Vicente Díaz renunció por razones personales.Pero es que ayer mismo, en Goma, la gran ciudad de la región del este del Congo, la población se manifestó ante la sede de la MONUC. Frente a esta concentración, los militares de la MONUC, todavía a las órdenes del general Vicente Díaz, o sea, los cascos azules de las Naciones Unidas, dispararon contra los manifestantes y mataron a tres de ellos. Y es después de estas muertes que el general Díaz renunció.Observación: durante mi estadía en Barcelona pedí que la sociedad civil española interpele al gobierno español para conocer mejor el papel que tenía el general Vicente Díaz en el Congo. Sobre todo teniendo en cuenta que esta misión de la ONU en el Congo es cuestionada por la población por los hechos siguientes: que no consigue detener la guerra o actuar de interposición, que por lo tanto la guerra continúa con muertos y desplazados; que esta misión de la ONU está implicada en muchas historias terribles: violaciones de jóvenes y criaturas, tráfico de armas y de minerales, etc.
También habría que interpelar a vuestro gobierno sobre los 20 millones de euros destinados a la RDC, una buena parte de los cuales se debía utilizar en los problemas de migración, y, sin embargo, una de las causas de la emigración para la RDC continúa siendo la guerra.
Os señalo que en los dos últimos días de guerra hubo 20.000 desplazados, 200.000 desde hace dos semanas y 2 millones desde hace un año. Aunque también es causa de emigración la pobreza y las injusticias.Y también habría que interpelar a vuestro gobierno sobre el apoyo que otorgó al dictador Mobuto, actor principal de la miseria (deuda) de la población. Cuando Mobuto dejó el poder, vuestro gobierno no congeló sus bienes en el Estado español.Los congoleños necesitamos la restitución de esos bienes, en aplicación de la convención de la ONU contra la corrupción, así como la de la OCDE también contra la corrupción.En resumen, la guerra en el Congo ha causado 5 millones de muertos y hete aquí que el general Vicente Díaz, a cargo de las tropas de las Naciones Unidas, renuncia. El Congo queda abandonado a su suerte.
Es necesario interpelar a vuestro gobierno.
Solidaridad.